miércoles, 29 de septiembre de 2010

El Solsticio de Invierno - El Sol Regresa al Norte



Capítulo VI

El Solsticio de Invierno

El Sol Regresa al Norte


Por el Solsticio de Invierno el Sol regresa al Norte luego de haber alcanzado su
mayor declinación Sur.

Como en el Equinoccio de Otoño, éste fenómeno físico tiene su contraparte
espiritual en el Ministerio de Cristo con nuestro planeta, pues en el Solsticio de Invierno la
Luz de Cristo alcanza el mismo centro de nuestro globo. Allí permanece propiamente los
cuatro días del Festival de la estación, impregnando la esfera con su vida.

La Fiesta de las Luces de los hebreos es celebrada en la estación invernal y
que algunas veces coincide con la Navidad, es una supervivencia del tiempo cuando aquellos
celebraban el Solsticio de Invierno y dedicaban sus altares a la Nueva Luz del Mundo. Este
aspecto de la celebración fue olvidado hace largo tiempo por la mayoría de los judíos y
también por los cristianos. Hoy, la Fiesta de las Luces, es solamente un recordatorio de la rededicación
del templo en Jerusalén en el año 165 antes de Cristo, después que fuera
profanado por Antíoco Epifanio.

Con el "nacimiento" del Sol inaugurando un nuevo ciclo de crecimiento, la
Tierra y sus habitantes están listos para un nuevo comenzar y cada año este comienzo es en
un más alto nivel de la espiral evolutiva, como resultado del Impulso de Cristo que emana del
Sol de la mitad del invierno. Cada año sucesivo trae más energía del espíritu regenerador que
el anterior y estas condiciones planetarias favorecen más el despertamiento, crecimiento y
realización espiritual del hombre.

* * *

del libro "Portales Estelares"

No hay comentarios:

Publicar un comentario