miércoles, 29 de septiembre de 2010

Michael, Fundador de los Misterios


Michael, Fundador de los Misterios

Cuando el Creador hizo al hombre, El ordenó a éste que diera nombre a toda
criatura viviente; pero cuando todos los nombres fueron dados de acuerdo al Divino mandato,
no había quedado nombre para que el hombre lo diera a sí mismo. Entonces dios llamó ante
Su presencia a los Cuatro Arcángeles — Michael, Gabriel, Raphael y Uriel — y los envió a
los cuatro extremos del Reino del Universo para que encontraran nombre para el hombre.

Los Seres Arcangélicos trajeron entonces cuatro letras sagradas de cuatro estrellas remotas y Dios
ordenó a Michael pronunciar el nombre del hombre con sublime espíritu-poder. Así, Michael,
como portavoz de Dios, proclamó el nombre terrestre del hombre: Adán.
Así fue, dice una vieja leyenda, como el hombre recibió su nombre, su llamada
y su destino, por medio de Michael.

En el principio de la evolución humana, cuando el germen de la mente fue
dado por vez primera para elevar la raza por sobre la animalidad, algunos escogidos fueron
colocados aparte para recibir entrenamiento especial y una instrucción que estaba más allá de
la que sus congéneres podían recibir. Este fue el comienzo de las Escuelas de Misterios bajo
la égida del Arcángel Michael y los Misterios de todos los tiempos y lugares han continuado
bajo Su guía desde entonces.

El es conocido con muchos nombres en las distintas Escuelas de Misterios y
todas las naciones le reverenciaron. Su representación es, y siempre ha sido, el Matador del
Dragón.

El es el reflejo del antiguo Marduk babilonio, que mató a Tiamat, el dragón del
Caos y formó el Cosmos con su cuerpo desmembrado; de Apolo, que mató a la Pitón; y aún
hoy se ve también reflejado en la imagen simbólica del San Jorge de los cristianos. Y se dice
que uno de los Hermanos Mayores de la Rosacruz es "amorosamente llamado con dicho
nombre" debido a la naturaleza del trabajo que realiza por la humanidad.

Michael fue conocido por los antiguos hebreos como "el semblante de
Jehovah", y El dio la inspiración a muchos de los muy grandes santos y profetas que se
mencionan en el Viejo Testamento. Su trabajo es ampliamente mencionado en el Libro de
Daniel, donde es llamado Príncipe o Gobernador espiritual de los hebreos; esto es, el Espíritu
de Raza. Pero ésta no es su función en los Misterios. Todos los Espíritus de Raza son
Arcángeles o Seres solares, que vienen a la Tierra desde el Sol para trabajar por la
humanidad, y el Espíritu Racial que los hebreos llamaron Michael no fue una excepción. No
obstante, este Michael no es el Gran Arcángel Plenipotenciario del Cristo o Su embajador
especial para la Tierra, que es el segundo en poder y estatura espiritual tras Aquel. El Michael
de los Misterios pertenece a la Humanidad en total y no sólo a una nación o raza.

Con la encarnación de Cristo, Michael alcanzó la mayor importancia que
jamás tuviera antes. Reiteramos que su trabajo es con la Raza Humana en su totalidad. Antes
de venir Cristo, los Misterios no estaban abiertos a las multitudes, de modo que el
conocimiento del Poder de Michael estaba limitado a los "elegidos", pero ya eso no es así. La
Iniciación está ahora abierta para todos y Michael es el acompañante - iniciado de todo
aspirante en el Sendero.

* * *

del libro "Portales Estelares"

No hay comentarios:

Publicar un comentario