miércoles, 29 de septiembre de 2010

Michael, Plenipotenciario de Cristo


Michael, Plenipotenciario de Cristo


El Señor Cristo es el supremo iniciado de los Seres Arcangélicos del Sol.

Como se señalara anteriormente, Michael se coloca en segundo puesto, solo superado en
poder y esplendor por el propio Cristo. Por ello, en el lenguaje del cristianismo místico El es
llamado el embajador de Cristo. Este Ser radiante fue escogido para acompañar al Maestro
durante la mayor parte de sus tres años de Ministerio. No sólo estuvo presente para iluminar
la agonía del Señor en el Getsemaní, sino que fue además el heraldo de las buenas nuevas de
la Resurrección y la Ascensión.

Según los Cuatro Arcángeles montan guardia en los cuatro Portales Estelares
de los cielos, cada uno de ellos irradia su fuerza a través de la Tierra durante el intervalo de
tres meses que abarca cada Estación y en que cada uno de estos gobierna. De igual forma,
cada uno de ellos asume la regencia de un período histórico que dura aproximadamente tres
centurias, durante el cual éste es el responsable del bienestar de la raza humana en particular
y de todas las formas de vida de la Tierra en general.

Es muy significativo que el siglo sexto después de Cristo, aquella edad de oro
de la antigüedad, estaba bajo la custodia de Michael. Esta fue la Época de Lao-Tsé y
Confucio en China; de Buda en la India; de Zoroastro en Persia; de Pitágoras en Grecia; de
Ezequiel y Daniel entre los hebreos del exilio en Babilonia, por mencionar algunos entre
otros.

En nuestros tiempos es también Michael el que supervisa las operaciones sobre
la Tierra. Esto explica el por qué de tantas capillas dedicadas a éste que han proliferado a
través de Europa en los últimos años. Muchos peregrinos que las visitan sienten las fuertes
vibraciones que emanan de éstas y algunos han sido atrapados en un momento de
arrobamiento en el instante de conocer Su gloriosa presencia. Todo lo cual es preparatorio al
despertar de una nueva Era.

El trabajo más importante de Michael es cristianizar la mente de los hombres;
esto es, preparar el pensamiento humano como una semilla para la implantación del
conocimiento del Cristo. Cualquier individuo iluminado así pensará sólo los pensamientos de
Cristo, hablará sólo las palabras de Cristo y realizará sólo las obras de Cristo. Esta es la señal,
la firma del alma, del hombre de la Nueva É poca; que inevitablemente, con la
espiritualización de los pensamientos de la mente humana logrará elevarla sobre la
materialidad. Y así, la ciencia materialista de los primeros momentos, no podrá tener lugar en
la Nueva Época, La Edad de Piscis, señal de dolor y matanza, llamada por los hebreos
místicos como "Las Agonías del Mesías", al fin está concluyendo.

Parte de la Misión de Michael es espiritualizar la ciencia, que estaba en su
estado más materialista en el siglo diecinueve. La mayor parte de la oscuridad de nuestra
Época es debida al materialismo de la ciencia que el siglo veinte heredó de su inmediato
antecesor. Pero el trabajo de Michael ya está provocando la emergencia gradual de una
ciencia del alma en la transición de lo físico a lo metafísico, de la química a la alquimia, de la
psicología a la parapsicología.

El famoso ocultista Basilio Valentinus brindó doce claves ocultas
correlacionadas con los doce signos zodiacales, señalando el sendero del hombre hacia su
evolución e iluminación. En el séptimo, la clave de Libra, él muestra la figura de Michael
sosteniendo alzada en una mano la Espada de la Verdad y en la otra las Balanzas de la
Justicia totalmente equilibradas. Esta clave nos indica el desenvolvimiento de la Nueva era
bajo la Ley de la Verdad que Michael proclamará en todas las partes del mundo. Estas
balanzas equilibradas simbolizan la fuerza perfecta de una ciencia espiritualizada y una
religión científica, requisitos indispensables de la Nueva Época. Estas tipifican también al
Pionero de ese Nuevo Día que ha aprendido a "pensar con el corazón y a amar con su
cabeza", que será requisito también de la Nueva Era.

Michael, el Glorioso Arcángel que se para al lado del Portal Estelar de Libra
con su resplandeciente espada levantada, lanza una clarinada por la cristianización de toda la
raza humana.

* * *

del libro "Portales Estelares"

No hay comentarios:

Publicar un comentario